Rehabilitación de ascensores

Según la R.A.E., la palabra rehabilitar hace referencia a ‘habilitar de nuevo o restituir a alguien o algo a su antiguo estado’. De esta manera, si hablamos de rehabilitación de ascensores, no podemos más que hacer referencia a la reparación de los mismos. ¿Tenías en mente otra cosa?

¿Cuánto tiempo es viejo para la rehabilitación de un ascensor?

Todo dependerá de la valoración del profesional, pero, aunque fuera posible arreglar un ascensor que está averiado y cuyo problema no se solucionó en su momento, si se trata de un ascensor con, por ejemplo, 25 años, por cuestiones que entenderás rápidamente no merece la pena ni siquiera intentarlo.

Por un lado, será difícil encontrar las piezas. Es muy probable que el ascensor consuma mucha energía. También que sea la mitad de seguro que los nuevos, etc. Son muchas las razones por las que, en caso de ser posible, ni siquiera nos interesaría rehabilitar un ascensor. Dicho mal y pronto, mejor donarlo a la ciencia.

¿Y si el ascensor es nuevo y requiere reparación?

La reparación de ascensores es otro tema del que hablar. Ya habiendo aclarado todo lo relacionado con el término ‘rehabilitación de ascensores’, ahora vamos a hablar de su reparación.

Para empezar, es importante decir que, aunque puede pasar, es bastante raro que un ascensor se averíe continuamente. La razón es porque precisamente para eso es que se realiza un servicio regular de mantenimiento. Para detectar posibles problemas y actuar antes de que se produzcan averías, que son bastante más costosas que las acciones de mantenimiento.

Con esto ya estamos dejando claro que la mejor manera para evitar averías es, justamente, apostar por un buen mantenimiento. Si aún así, tu ascensor se estropea, habrá que determinar la causa para saber el coste que tendría.

Las averías más frecuentes en un ascensor suelen ser los cortes de electricidad o las puertas atascadas. Si se trata de un corte de electricidad, bastará con que se restablezca la misma y se compruebe que no se ha dañado parte de la electrónica de control, para que siga funcionando.

Aun así, hay que apuntar que la mayoría de ascensores modernos cuenta con un sistema de emergencia que permite que el elevador tenga cierta autonomía para terminar el viaje cuando se detecta un corte de electricidad. Aunque eso no evitará que el servicio de mantenimiento acuda a poner de nuevo en servicio el aparato, ya que estos sistemas de emergencia permiten que el ascensor llegue a la planta, pero no pone automáticamente en servicio el aparato. Para esto, siempre será necesaria la intervención del equipo de mantenimiento.

El resto de los fallos como obstrucciones en filtros o válvulas, sobrecalentamiento o enfriamiento del aceite por fallo en las resistencias, fallos en la renivelación, etc., son bastante extraños. Sobre todo, por lo que ya comentamos anteriormente acerca del mantenimiento y que hace que la posibilidad de que estas situaciones se produzcan sea mínima.

¿A quién debo acudir para la reparación de mi ascensor?

Si tu ascensor se ha estropeado, te recomendamos que te pongas en contacto con la empresa que te lleva el mantenimiento. Nuestro principal consejo es que trates de llevar el mantenimiento de tu ascensor, en la medida de lo posible, con el fabricante. Si no es el caso y lo contratas a una empresa ajena, será a ellos a quien debas acudir ya que conocen mejor la situación de tu elevador y podrán ofrecerte la solución más rápida.

¿Notas que las averías son muy frecuentes? Lo mejor será que te plantees cambiar de proveedor respecto a los servicios de mantenimiento, ya que no es habitual que estos aparatos sufran tantos incidentes.

Si tienes más dudas, ponte en contacto con nosotros. Podemos dar respuesta a cualquiera de tus inquietudes y proponerte las mejores soluciones de movilidad para tus necesidades puntuales.

Consulta nuestro catálogo de ascensores para viviendas y edificios aquí:
Ascensores unifamiliares

 

¿Te ha resultado útil? ¡Valóranos!