Instalación de ascensores sin obras

¿Es posible realizar la instalación de ascensores sin obras? Esta es una pregunta que los que nos dedicamos a la fabricación e instalación de herramientas para mejorar la movilidad de las personas atendemos mucho. Si también te la haces, en este artículo vas a encontrar la información que buscabas.

Instalación de ascensores sin obras, ¿se puede hacer?

Para responder a esta pregunta hay que plantearse por qué son necesarias las obras a la hora de instalar un ascensor. ¿De dónde surge la necesidad de hacerlas?

Un ascensor, para funcionar, requiere un cuarto de máquinas o, en su defecto, un foso. Si no lo hay, hay que crearlo. Si lo hay, hay que adaptarlo. También requiere un hueco para la instalación del propio ascensor y sucede lo mismo: nos vemos en la necesidad de crearlo o adaptarlo.
Cada ascensor requiere, además, unos espacios para realizar las paradas. Generalmente se usan los rellanos de las escaleras. También en este punto es necesario realizar algunos ajustes para el elevador quede nivelado y sea seguro.

Es justamente de lo mencionado anteriormente de donde sale la necesidad de realizar obras para la instalación de un elevador. Sean muchas o pocas, largas o cortas, alguna siempre será imprescindible hacer, por eso la instalación de ascensores sin obras no es posible.

¿Qué alternativas existen a la instalación de ascensores sin obras?

Como ya hemos dicho, no es posible realizar la instalación de un ascensor sin obras. Pero sí se pueden implementar otras soluciones de movilidad que requieran menos cantidad de obras. En cualquier caso, menos cambios en la estructura del hogar y, con ello, un mayor ahorro en la adquisición. Las sillas salvaescaleras son muy recomendables.

Aquí encontrarás toda la información sobre nuestras Sillas Salvaescaleras:
Sillas Salva Escaleras

Plataformas Salvaescaleras

Resumen de las principales ventajas de las plataformas salvaescaleras como alternativa

Las sillas salvaescaleras son herramientas que se fusionan prácticamente al 100% con la estructura de la escalera. Quien necesite usarla podrá hacerlo, y quien no, no se verá entorpecido por su presencia.

Tienen una gran cantidad de usos, pues no solo están enfocadas a aquellas personas que tienen la movilidad reducida de forma permanente. En los momentos de convalecencia también puede ser útil para cualquier miembro de la familia. Se puede pensar en lesiones, periodos post-operatorios o incluso temporadas en las que se tenga que tomar alguna medicación que afecte a la concentración y al equilibrio.

Aunque las plataformas salvaescaleras no están específicamente diseñadas para ello, también pueden transportar objetos pesados. Eso siempre que no se supere la carga para la que están preparados.
Esta funcionalidad tiene un componente preventivo muy valioso. Nos ayuda a evitar lesiones y nos facilita una mejor calidad de vida presente y futura.

Hay que tener en cuenta que las sillas salvaescaleras son significativamente más económicas que un ascensor, lo que resulta otra ventaja a estudiar. Son, además, herramientas muy seguras que están diseñadas para seguir funcionando incluso cuando hay un corte de luz. De esta manera, quien se encuentre subido en ella cuando haya un fallo eléctrico no se quedará atascado ni tampoco estará en peligro.

Las plataformas salvaescaleras no requieren supervisión por parte de los familiares que conviven con las personas con movilidad reducida. Si todo no está correcto, la silla no se moverá. Esto hará un bien a las dos partes: los principales afectados por la reducción de la movilidad ganarán una valiosa autonomía. Los cuidadores lo harán en tranquilidad.

A cambio de todo esto, las plataformas salvaescaleras exigen muy poco, tanto económicamente, como a nivel de cambios de estructura. De hecho, en este último sentido no exigen nada porque se adaptan a la forma de la escalera. Por eso, son la alternativa perfecta a la instalación de ascensores sin obras.

 

Instalación de ascensores sin obras
4.7 (93.71%) 35 votes