¿Qué revisa un técnico durante el mantenimiento de un ascensor?

El hecho de que sea necesario realizar una revisión obligatoriamente de manera periódica tiene una razón de ser. El mantenimiento del ascensor es vital para garantizar su seguridad y su buen estado y que preservará su vida útil.

¿Quieres saber qué aspectos son los que revisa un técnico durante el mantenimiento de un ascensor? Lo detallamos en los siguientes párrafos.

mantenimiento de un ascensor

Podemos decir que, a nivel general, durante el mantenimiento de un ascensor se abordan 5 cuestiones fundamentales:

  • Se realizan revisiones rutinarias.
  • Se reparan las averías que se hayan producido y se reponen las piezas desgastadas.
  • Se realizan tareas de limpieza, lubricación y engrase de las distintas piezas del elevador.
  • Se hacen inspecciones a medida que corresponda.
  • Se implementan las modificaciones que la ley obligue a introducir.

Ahora bien, de la revisión de un ascensor hay tareas que se hacen mensualmente, otras cada tres meses, cada seis meses y otras de manera anual. Es por eso que el mantenimiento del ascensor debe hacerse cada mes y no de manera bimestral o trimestral.

Aspectos que se atienden en la revisión del ascensor cada mes

Cada mes se debe revisar del ascensor todos los aspectos más esenciales del mismo. Hablamos, por ejemplo, de la alarma, la parada, la nivelación, el arranque, el correcto funcionamiento de las puertas o los componentes de la propia cabina.

Se puede decir que la revisión del ascensor cada mes atiende lo más esencial para su seguridad y buen funcionamiento.

Cuestiones que se revisan trimestralmente en el mantenimiento de un ascensor

Los técnicos encargados del mantenimiento del ascensor realizan cada tres meses la limpieza del foso. También revisan otras partes vitales como el nivel de aceite de los motores (verifican, además, que no haya ninguna fuga) y el freno.

Junto a la limpieza del foso también se suele realizar la de la pisadera de las puertas de la cabina y la limpieza del cuarto de máquinas.

Puntos que se revisan cada seis meses o semestralmente

Cada seis meses, los técnicos encargados del mantenimiento del ascensor revisan el correcto estado de la luz de emergencia, el operador y el estado de patinaje y tensión de los cables.

En este periodo también se exigen ciertas tareas de limpieza como la de las puertas de la cabina y su revisión. Además de la limpieza y revisión general de los cuadros y de las protecciones.

Puntos esenciales que se revisan en el ascensor anualmente

Cada año se revisan algunos puntos esenciales también del ascensor. Por ejemplo, los amarres de contrapeso, los amarres de cabina, el paracaídas y las articulaciones del ascensor. Los cables, la polea, los impulsores, detectores, finales de carrera y conmutadores o las fijaciones y el aislamiento de la cabina también son revisados.

Adicionalmente se realiza la limpieza de los cabezales, del refrigerador, del techo y los bajos de la cabina, las rozaderas de contrapeso y del limitador. Asimismo, se verifica que no haya fugas en mangueras, tuberías y pistones, así como el estado de los retenes.

Y algo de lo que no nos podemos olvidar es la prueba del paracaídas de seguridad que tienen los ascensores. Se comprueba el buen estado del sistema y se realiza un ensayo de funcionamiento.

Sobre la normativa relativa al mantenimiento de los ascensores en España

La normativa que determina la periodicidad de los mantenimientos e inspecciones de los ascensores es la ITC AEM1 aprobada por el RD 88/2013, aunque paralelamente cada Comunidad Autónoma tenga la suya propia.

La normativa mencionada obliga a que los ascensores se revisen cada 4 o 6 años en función de las paradas que tenga. Los que pertenecen a edificios públicos deben ser revisados cada 2 años.

Sin embargo, hay que recalcar que es responsabilidad del propietarios de la vivienda velar para esta normativa se cumpla.

En Dictator somos especialistas en la instalación y mantenimiento de ascensores. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sin compromiso.