Instalación de silla salvaescaleras en dúplex de dos plantas

Recientemente hemos llevado a cabo un proyecto de instalación de silla salvaescaleras en un dúplex de dos plantas en Barcelona. Compartirlo contigo nos parece una buena forma de mostrarte el proceso completo que requiere una obra como esta. También de solventar las dudas que puedas estar teniendo sobre si te conviene o no acceder a una de estas herramientas.

Obtén información detallada de nuestras plataformas salvaescaleras:
Salvaescaleras Dictator

Recepción del encargo

Silla salvaescaleras
En nuestra central recibimos la llamada de un cliente que convive con una persona de avanzada edad. Ésta, anteriormente, había tenido un accidente al usar las escaleras. Sus preferencias eran las siguientes:

  • Requería una solución sencilla
  • Buscaba una herramienta altamente eficiente
  • Estaba preocupado por el coste así que buscaba una solución que fuera, además, económica.

Cabe destacar que este cliente en particular no estaba preocupado especialmente por la cantidad de obras que fueran necesarias. Sin embargo, quedó finalmente sorprendido por la simpleza del mecanismo de uso e instalación de las sillas salvaescaleras.

El caso demandaba de forma clara la instalación de una silla salvaescaleras. Todas sus preferencias encajaban perfectamente con esta herramienta. Por un lado, porque se presenta como una solución eficiente y sencilla. Por otro, porque también es económica.

Había otra cuestión que hacía que la instalación de la silla salvaescaleras fuera perfecta en este caso. La vivienda era un dúplex de dos plantas en Barcelona con un hueco generoso en la escalera.

Explicamos al cliente cómo funcionaba esta herramienta y cómo sería el proceso de instalación. También cuánto tiempo durarían las obras y las ventajas del salvaeslaceras.

La propuesta: instalación de silla salvaescaleras en el dúplex de dos plantas del cliente

Después de solventar todas las dudas que el cliente tenía, realizamos un proyecto al que dio el visto bueno. Entonces comenzamos las obras.

El dúplex de dos plantas en Barcelona con el que contaba tenía un espacio bastante generoso en el hueco de la escalera. Esto hizo que la instalación de la silla salvaescaleras fuera bastante sencilla. Se realizó la implementación de las guías y demás materiales necesarios para su funcionamiento en muy poco tiempo.

El modelo y las características elegidas por el cliente dieron como resultado una herramienta muy discreta. Aunque tenía diversas opciones, en este caso el cliente no hizo inversión en la dotación de características que hicieran su uso más cómodo.

Las obras terminaron en escasos días gracias a las condiciones óptimas del dúplex de dos plantas en Barcelona. Pero también de la disposición del propio cliente que se mostró siempre solícito y con interés en facilitar la labor a los técnicos.

El resultado final: una herramienta discreta, económica y muy funcional

El resultado final estuvo por encima de las expectativas del cliente, según nos hizo llegar a través de su feedback. El nivel de obras necesarias fue mínimo, algo de lo que no estaba especialmente preocupado, pero agradeció. La solución se adaptaba 100% a sus necesidades y a la estética de su vivienda, algo que sí le preocupaba bastante.

Enseñamos al cliente todos los mecanismos de acción y funcionamiento de la silla, así como los distintos usos que podía hacer de ella.

Especialmente con esta parte quedó satisfecho. La razón fue que había pensado que esta herramienta solo serviría para mejorar la movilidad a la persona que vivía con él. Sin embargo, descubrió finalmente que las utilidades de la silla salvaescaleras eran muy amplias. Y que incluso podían beneficiarle específicamente a él. También a otros miembros de la familia. El presupuesto le resultó muy asequible, otro punto que destacó notablemente.

¿Te ha resultado útil? ¡Valóranos!