Sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos

En las comunidades de vecinos, además de ascensores, también podemos instalar sillas salvaescaleras, de hecho, en algunos casos es incluso obligatorio, según lo dicta la Ley de Propiedad Horizontal. En este artículo te contamos todo lo que te gustaría saber antes de implementar una de estas soluciones.

Las sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos pueden ser obligatorias

En el año 2011, el Heraldo de Aragón publicaba una noticia donde se exponía que la Ley obligaba a los vecinos a instalar un salvaescaleras si lo solicitaba un discapacitado. Eso sí, la reforma solo afecta a las obras que no superen más de 12 cuotas de comunidad por vivienda en relación a su coste.

Esta reforma se reflejaba en la Ley de Propiedad Horizontal. Aunque no afectaba en su momento a la instalación de ascensores, donde se requería un acuerdo del 60% de los propietarios del inmueble. Algo que ya pasó también a la historia. La toma de medidas para mejorar la accesibilidad de personas mayores o con discapacidad que vivan, trabajen o presten servicios en un edificio es obligatoria.

Características de las sillas salvaescaleras

Sobre el recorrido de las sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos hay que decir que es prácticamente ilimitado. Muchas personas, ante la decisión de introducirlo como solución para mejorar la movilidad en el edificio, se preguntan cuántas plantas pueden recorrer. La respuesta es muy positiva: no hay límite. El motor de una silla salvaescaleras puede afrontar pendientes muy pronunciadas y transportar sin dificultad hasta 150 kilogramos de carga.

Una ventaja a tener en cuenta de las sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos es que se recargan, generalmente, mientras están en marcha. Además, poseen una autonomía que les permite que, en caso de corte de luz, terminen el trayecto y no se quede estancadas.

Luego, dependiendo del espacio que se tenga, se pueden instalar sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos que sean plegables o que no lo sean. Si se sobrepasa el peso que están preparadas para soportar o los mecanismos de cierre no están correctamente accionados, no se moverá. Esto significa que las sillas salvaescaleras son muy seguras.

Consulta nuestras soluciones de accesibilidad para viviendas y edificios aquí:
Ascensores unifamiliares Salvaescaleras

Una solución que provee muchas ventajas

Su facilidad de uso es otra gran ventaja. Cualquier persona puede aprender a utilizarla y es por todas estas razones en su conjunto que las sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos son una excelente solución de movilidad.

Son económicas, al menos algo más que los ascensores y también incluyen distintos tipos de personalización que permitirían obtener de ellas un uso adaptado a cualquier necesidad. Son útiles tanto para espacios públicos como para espacios privados y para muchas cosas, no solo para personas con movilidad reducida.

La única pega que se le pudiera poner a las sillas salvaescaleras es que no son especialmente adecuadas para la movilidad de personas en sillas de ruedas porque implicaría una acción de transferencia. En este caso son mas recomendables los ascensores. Por todo lo demás, las sillas salvaescaleras han demostrado ser en muchas ocasiones soluciones muy eficaces y adecuadas.

Para quienes se preocupan bastante por la estética, hoy en día estos productos pueden ser ampliamente personalizados de acuerdo a las preferencias de cada cual. Por otra parte, consumen menos energía y no requieren tantas obras.

¿Convencido de que es esto lo que te gustaría plantear que se instale en tu comunidad de vecinos? Mejor si acudes ya con una propuesta en firme. Contacta con nosotros y te informaremos sobre modelos, precios, etc. Además, te ofreceremos toda la información que puedas necesitar de manera puntual.

Sillas salvaescaleras para comunidades de vecinos
5 (100%) 1 vote