Convierte una puerta abatible en una puerta corredera

Hay ocasiones en las que la distribución de las estancias supone un inconveniente en el momento de instalar puertas en habitaciones donde el espacio disponible es escaso.

Este es un problema más frecuente de lo que pensamos y es justamente lo que le sucedió a uno de nuestros clientes. A continuación, te explicamos el caso para que puedas hacerte una idea de la solución si te encuentras en su misma situación.

Instalación del Dictamat 50

Cierrapuertas para puertas correderasLa instalación del Dictamat 50, un cierrapuertas para puertas correderas suele ser la mejor solución.

El caso del que vamos a hablarte sucedió en el hospital Vinzenz von Paul en Rottweil, Alemania. La puerta de una de las habitaciones y la del baño correspondiente se obstaculizaban la una a la otra debido a un error en la edificación. Así pues, cuando la puerta del baño no estaba totalmente cerrada, no se podía abrir la puerta de la habitación.

El cliente, en este caso, lo que necesitaba, y con urgencia, era una solución que permitiera cerrar la puerta del baño de forma automática a una velocidad lenta y controlada, pero sin utilizar corriente eléctrica.

La solución propuesta y finalmente implementada fue el Dictamat 50.  Este dispositivo para puertas correderas funciona desviando el cable de tracción a través de dos poleas que lo fijan para mantener la puerta siempre cerrada sin necesidad de estar pendiente a ella.

Ventajas del Dictamat 50

Las puertas correderas son una buena alternativa a las puertas abatibles sí lo que queremos es ganar unos centímetros, ya que no ocupan espacio al abrirse.

El Dictamat 50, originalmente, es un dispositivo mecánico de cierre para puertas correderas. Ofrece una solución efectiva, económica y segura para la gestión del movimiento de las puertas.

La velocidad de cierre del Dictamat 50 se puede regular fácilmente y sin escalonamientos. Esto permite que la puerta se mantenga siempre cerrada sin que haya que llevarla a esa posición manualmente y sin el riesgo de que se cierre fuertemente dañando la puerta, la estructura y, lo que es peor, a alguna persona.

Aunque en este caso concreto solucionaba un problema derivado de la edificación, estos dispositivos son una solución muy cómoda y fiable para todo tipo de puertas.

Nos permiten ahorrar tiempo al evitarnos la necesidad de estar constantemente manipulándolas para colocarlas en la posición deseada. Por otra parte, garantizan que la puerta no reciba golpes debido a un mal cierre. Por lo que nos ayudan, también, a proteger la puerta y su estructura.

Si necesitas la instalación del Dictamat 50 o convertir una puerta abatible en puerta corredera, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo técnico te orientará sobre la mejor solución para tu caso sin ningún compromiso.

¿Te ha resultado útil? ¡Valóranos!