Amortiguadores de aceite que protegen de accidentes

Los amortiguadores de aceite son una herramienta idónea que no solo nos permiten garantizar la seguridad de las personas en el uso de puertas y otros sistemas, sino que también nos permiten ahorrar espacio porque son más prácticos y ocupan menos que otros accesorios para la misma finalidad.

Nuestra solución ascensorista:

Amortiguador de apertura Amortiguadores de aceite

Distintas aplicaciones de los amortiguadores de aceite: el caso de la compañía Grifols

Grifols es una empresa farmacéutica y química multinacional que es líder en el mercado del plasma sanguíneo. Esta empresa lleva sello español, país en el que tiene su ubicación original, aunque al tratarse de una empresa consolidada a nivel internacional es lógico suponer que tenga edificios en distintas partes del planeta.

Recientemente la compañía adquirió un nuevo edificio encontrándose con un problema inesperado: puertas de naves que abrían hacia afuera y que eran casi tan anchas como el camino peatonal que discurría por la nave.

El problema estaba en que en la zona en concreto en la que se construyó la nueva sucursal, las rachas de viento fuerte son un fenómeno meteorológico bastante frecuente.

Hay que tener en cuenta que las puertas pesan entre 80 y 170 kilogramos y tienen unas dimensiones de entre 950 hasta los 1100 milímetros de ancho, y de 2100 hasta 3000 milímetros de altura. Semejante peso y medidas se vuelven armas peligrosas cuando se unen al viento.

En este caso, la empresa acudió a Dictator para informarse sobre posibles soluciones. Aprovechamos la ocasión para señalar la idoneidad de los amortiguadores de aceite y limitadores de Dictator, capaces de solucionar fácilmente el problema, protegiendo a las personas, ahorrando espacio en relación a otros sistemas que se pudieran usar para lograr la misma finalidad y alargando la vida de la puerta que, después de la instalación del amortiguador de aceite ya no tendría riesgo de llevarse portazos.

El cálculo de las medidas debe ser personalizado, por lo que Dictator trabajó para ofrecerle las correctas y dotar a las puertas de un limitador eficaz, económico y silencioso.

Jhon Lohrmann Stahlhandwerk GmbH, un ejemplo distinto de aplicación de los amortiguadores de aceite

En algunas líneas de producción, los trenes de remolques reemplazaron a las viejas carretillas de horquilla por ser más efectivas y reducir el tráfico. En estos sistemas, los remolques se van acoplando según las necesidades y deben ser manejados con pocos movimientos, además, los que no son utilizados deben requerir el menor espacio posible, pero, sobre todo, es importante evitar el riesgo de accidente debido a la caída de una de las lanzas.

La empresa Jhon Lohrmann Stahlhandwerk GmbH se vió en la necesidad de solventar estos mismos problemas y por eso recurrió a Dictator, donde desarrollamos un amortiguador de aceite con bloqueo integrado, personalizado para las condiciones del remolque teniendo en cuenta lo necesario para que no resulte peligroso a la hora de cargar el remolque. Se hizo un cálculo exhaustivo de todos los factores que iban a intervenir en la consecución del objetivo, incluyendo los puntos de fijación, una de las cosas que suelen requerir mayor esfuerzo.

A través de un solo amortiguador, Dictator pudo dar solución al problema principal de la compañía. El amortiguador de aceite cuida de que la lanza no se caiga y origine daños o heridas. Por otra parte, el sistema que integra asegura una vida útil muy larga de la herramienta.

Además, el amortiguador de aceite detiene la lanza en posición doblada hacia arriba por si mismo de forma que se ahorra espacio y resulta muy sencillo de manejar. Para usar nuevamente el remolque basta con hacer un ligero movimiento de tiro.

Esto son dos ejemplos distintos pero muy representativos de las muchas aplicaciones que pueden tener los amortiguadores de aceite que Dictator ofrece a sus clientes.