Ascensores hidráulicos o ascensores eléctricos. ¿En qué se diferencian?

A la hora de implementar un elevador en un edificio es recurrente que muchas personas a la hora de decidir entre la instalación de ascensores hidráulicos o ascensores eléctricos se pregunten cuáles son los mejores. En este artículo desgranaremos las características de ambos para ayudarte a decidir.

Enlaces recomendados:

Ascensores unifamiliares Ascensores normalizados

Cómo funcionan

Instalación de ascensor hidráulicos o ascensores eléctricos

Los ascensores eléctricos tienen un motor con una polea por la que pasan unos cables. En un lado de los cables cuelga la cabina y en el otro el contrapeso que se usa para nivelar el peso de la misma y reducir la potencia del motor.

Por el contrario, los ascensores hidráulicos funcionan con una bomba sumergida en un depósito de aceite a presión que se encuentra en un cilindro que está unido a la cabina. Así, a medida que el aceite entra en el cilindro, éste sube y la cabina se desplaza. El único momento en el que el motor funciona es cuando la cabina sube ya que es la gravedad la que interviene en la bajada.

¿Cuál es más adecuado para cada tipo de edificio?

Elegir entre ascensores hidráulicos o ascensores eléctricos va a depender tanto de las características específicas del edificio como del propio ascensor. Es importante saber que no hay un tipo de ascensor mejor que otro, sino uno más adecuado para cada situación.

Por ejemplo, los edificios de muchas alturas requieren más velocidad, por tanto, el ascensor eléctrico es el que mejor puede encajar con sus necesidades. Por el contrario, un edificio de pocas alturas en el que viven una o dos familias, no requerirá tanta velocidad pero sí un menor consumo por lo que lo idóneo en este caso es apostar por los ascensores hidráulicos.

También hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar al ascensor. En una vivienda unifamiliar muchos tramos los hacemos solo por la escalera así que lo prioritario aquí sería pensar en el consumo.

Datos clave sobre los ascensores hidráulicos y ascensores eléctricos

Los ascensores hidráulicos se consideran más cómodos justamente por velocidad controlada. Por otra parte, son los más silenciosos del mercado actualmente. Los movimientos los realizan con mayor suavidad. Además, se eliminan las vibraciones que provocan los motores eléctricos cuando están sobre o dentro del hueco del ascensor.

Los ascensores eléctricos, en su mayoría, tienden a ser más rápidos, sin embargo, consumen más energía y no son tan silenciosos, si bien es cierto que puede encontrarse algún modelo actualmente que sí que ofrezca esta característica, algo que justamente por ser excepcional eleva su coste.

La mayoría de los ascensores hidráulicos tienen un máximo de 10 paradas, algo que limita su uso en edificios de muchas plantas, sin embargo, tienen el sistema de seguridad considerado como el de mayor confianza. Esto se debe a su sistema de almacenaje de energía que permite, en caso de fallo eléctrico, llegar hasta la parada más cercana. En caso de fallo mayor, dispone de dos sistemas de seguridad. Uno a través de una válvula paracaídas y otro mediante un sistema mecánico de freno en el chasis que permite un descenso controlado y seguro. Esta es, sin duda, la característica más destacada de los ascensores hidráulicos.

Para resumir, podemos decir que las características más relevantes de los ascensores hidráulicos con diferencia de los ascensores eléctricos son las siguientes:

  • Su consumo eléctrico suele ser más económico.
  • Son más cómodos gracias a la realización de movimientos más suaves.
  • Son más silenciosos.
  • Requieren menos mantenimiento.
  • Su instalación requiere menor coste.

Por todo esto, nos encontramos que, en una buena parte de los casos, el uso de ascensores hidráulicos resulta una mejor opción.

¿Ascensores hidráulicos o ascensores eléctricos? ¿Sigues teniendo dudas? Si es así te recomendamos que consultes con nuestros especialistas técnicos.


NOTICIAS RELACIONADAS