Sistemas para cerrar y amortiguar puertas correderas

Dictator ha lanzado el Cierra puertas Dictamat 50, entre cuyas virtudes destaca el poco espacio que necesita para su instalación y la sustitución de partes metálicas por nuevos materiales plásticos más pequeños y prácticos.

Enlaces recomendados:
Cierrapuertas Dictamat 50

El cierrapuertas DICTAMAT 50 y los amortiguadores radiales LD 50 y LD 100 se han ensayado según las normas europeas EN para su aplicación en puertas correderas cortafuego.

Desde hace décadas, Dictator desarrolla y fabrica sistemas de cierre mecánicos para amortiguar puertas correderas, especialmente para instalaciones industriales hasta hace unos años. La arquitectura moderna percibió las ventajas de las puertas correderas en todos los sectores y exige soluciones a los fabricantes de puertas. Para las nuevas aplicaciones, los eficaces dispositivos de cierre Dictator se han convertido en el mejor aliado.

cierrapuertas_dictamat_50

El uso de nuevos materiales plásticos en sustitución del metal resultó un éxito: pequeño, económico, auto lubricante y potente.

La pequeña polea de resorte Dictator para el cierre automático de puertas correderas desaparece y queda casi invisible detrás del revestimiento previsto sobre la puerta por el cliente. Ya no son necesarias soluciones con contrapeso que necesitan mucho espacio y son caras.

También los amortiguadores radiales LD 50 y LD100 patentados necesitan muy poco espacio. Controlan la velocidad de cierre de los elementos correderos y protegen a las personas y bienes de los daños producidos por vel ocidades rápidas.

Cierrapuertas con ajuste de velocidad y temporizador mecánico

La velocidad de cierre se puede ajustar exactamente a cada necesidad. Si se quiere que la puerta cierre sólo después de un tiempo regulable, se puede combinar el dispositivo de cierre con el temporizador mecánico Dictator Timer.

Los productos Dictator se caracterizan por una vida útil larga, necesitando muy poco mantenimiento

Esto lo demuestran los ensayos aprobados para la utilización en puertas cortafuego, donde los productos Dictator superan fácilmente los ensayos de durabilidad de 200.000 ciclos. Para las aplicaciones más exigentes realizamos controles internos en nuestra producción consiguiendo más de 650.000 ciclos sin pérdida de prestaciones.

Según la aplicación se utiliza el cierrapuertas DICTAMAT 50 para puertas correderas como unidad compacta o sistema modular con montaje separado de los componentes.

Los sistemas de cierre y amortiguación de la firma se adaptan fácilmente a aplicaciones muy diversas. Estos dispositivos forman parte de puertas correderas en hospitales (urgencias, quirófanos etc.), laboratorios, oficinas, puertas correderas cortafuego, accesos a Data Center, puertas correderas en trenes, barcos y otros emplazamientos.


NOTICIAS RELACIONADAS